Respuestas con
Carlos Iturgaiz
CANDIDATO A LEHENDAKARI

“El parlamento no está funcionando”.

Con el caos como seña de identidad, la gestión de la política vasca pide a gritos un poder estable y un cambio a mejor.
Mientras el pueblo vasco ve como su gobierno naufraga entre apoyos al caos y una política basada en el sálvese quien pueda, sus dirigentes se amparan en que se siga votando por costumbre y no por lógica.A día de hoy, la gestión del País Vasco está mimetizada con la gestión socialista de Sánchez a nivel nacional, y eso no ayuda en lo más mínimo a las necesidades concretas y reales de los ciudadanos vascos.La propuesta política de la coalición PP+Cs pasa por contraponer un gobierno de decisiones de futuro al descontrol que ha supuesto la irresponsable gestión de Urkullu.UN PLAN PARA EL FUTURO / PAÍS VASCO

El Partido Nacionalista Vasco es corresponsable de la pésima gestión que está llevando a este país a uno de los peores escenarios posibles.

El Partido Nacionalista Vasco piensa en las elecciones mientras las preocupaciones de los ciudadanos siguen siendo la salud, el empleo y el futuro.